Nos dedicamos a redefinir el futuro del césped artificial, enfatizando en la sostenibilidad y la responsabilidad. Nuestro objetivo es inspirar y catalizar un cambio positivo en el mercado del césped artificial. Creemos que cada paso, sin importar cuán pequeño sea, es crucial. Este camino con ONE-DNA™ es más que un simple avance tecnológico; representa un compromiso con la innovación. Ahora nos enfrentamos a un desafío crucial: no solo prometer sostenibilidad, sino lograrla activamente.

Cas Kaptein – Gerente de Sostenibilidad

Circulair kunstgras
ONE DNA Recyling

¿Diseñado para Reciclar?

El viaje comienza con «Diseñar para reciclar». Imagínese: césped artificial que, al cabo de diez años, ya no acaba en vertederos ni incineradoras. Esa es nuestra visión. Con ONE-DNA™, basado en una estructura monomaterial, asumimos el reto de transformar esta montaña de residuos en productos de alta calidad, reutilizables y 100% circulares, y sí, eso incluye el nuevo césped artificial. Y lo mejor de todo: ¡lo hemos conseguido! Este hito es mucho más que un logro; es nuestra promesa al planeta, un compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad que reafirmamos cada día.

¿Un futuro verde a la vista?

Imagina esto: cada trozo de césped artificial hecho completamente de un solo tipo de material, reutilizado de formas beneficiosas tanto para el planeta como para la economía. ¿Nuestra ambición? Producir césped artificial a partir de un solo tipo de materia prima, incorporando materiales reciclados como desechos posconsumo o del océano, asegurando un 100% de reciclabilidad local a través de nuestro programa de Recogida. Esta estrategia tiene como objetivo evitar la eliminación innecesaria de césped artificial en incineradoras, garantizando una inversión sostenible que retiene su valor, incluso después de un uso extenso.

¿El césped artificial contamina?

Técnicas avanzadas han llevado a ahorros significativos de energía y reducciones en las emisiones de CO2 en la producción del césped artificial ONE-DNA™. Sin embargo, nuestros esfuerzos van más allá. Estamos revolucionando el campo al producir césped artificial utilizando materiales reciclados, incluyendo desechos del océano, desechos posconsumo y desechos de postproducción. Este método conserva recursos y allana el camino para la utilización sostenible de recursos en las fases subsiguientes del ciclo de vida del césped.

El camino
a seguir

Transformar los residuos en recursos valiosos. Visualizamos un futuro en el que el césped artificial esté acompañado rutinariamente por un pasaporte del producto, eliminando el uso de látex, centrándonos en la gestión del calor, promoviendo la biodiversidad y haciendo innecesario el relleno. Nuestra ambición no es aumentar la demanda de césped artificial, sino revolucionar su suministro para que se alinee más estrechamente con los principios ecológicos y sostenibles.

Estamos impulsando la innovación dentro de la industria del césped artificial al centrarnos en nuevas tecnologías y materiales que mejoren la sostenibilidad de nuestros productos. Apuntamos a una era en la que el césped artificial no solo sea funcional y estéticamente atractivo, sino principalmente ecológicamente responsable. La colaboración es clave para un futuro en el que el césped artificial se utilice solo donde sea necesario, como en deportes y recreación, y siempre con el menor impacto posible en las personas y el medio ambiente.

Changemakers